fbpx

El gran brote de polio de 1956 marcó a una generación en nuestro país: se registraron 6500 casos para una población total de 18 millones de habitantes. Más del 70% de ellos fueron niños menores cuatro años.

En ese entonces, se impusieron cuarentenas selectivas y se utilizaron remedios caseros para niños: bolsitas de alcanfor, vahos con agua de eucalipto, algunas madres envolvían a sus bebés en una suerte de sábana o manta, dejándole solo libre la cabeza, se pintaban con cal las paredes, los cordones de las veredas y los árboles.

En ese momento tan difícil, nuestro querido Hospital dio repuesta desde lo médico para atender a cientos de niños en estado desesperante. Y la sociedad mostró su costado más solidario, que fue la piedra fundacional de la Cooperadora.

Hoy, cuando todo el mundo enfrenta una pandemia, el Hospital de Niños sigue a la altura de las circunstancias y su Cooperadora renueva su compromiso con la salud pediátrica. Por eso, en el Día Mundial de la Poliomielitis y como hace 65 años es tan importante tu ayuda para que los más de 2.000 chicos que diariamente asisten Hospital cuenten con la mejor atención de la mano de los mejores profesionales.

Hacé click y sumate como donante mensual.

SEGUINOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

spotify