fbpx
Día Internacional de la Epilepsia

El segundo lunes de febrero se celebra el Día Internacional de la Epilepsia. Se trata de una la campaña de concienciación que comparte cuatros objetivos: hacer patente la necesidad de obtener financiación para la investigación; la obligación de realizar una legislación social apropiada; hacer campañas para educar contra el estigma y facilitar el acceso al tratamiento y al cuidado de los pacientes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, calcula que casi 10 de cada 1000 personas en todo el mundo padecen epilepsia, lo que equivale a casi 50 millones de pacientes. La mayor parte de estos casos (un 90 por ciento) se registran en países en vías de desarrollo, mientras que los países desarrollados se estima que hay entre 40 y 70 nuevos casos por cada 100.000 personas.

Desde la OMS se advierte que este problema no es menor en lo que a salud pública refiere. Por ello, y para informar y concientizar más a la población en general se está desarrollando una campaña mundial de difusión sobre la epilepsia, al tiempo que se están fortaleciendo las medidas públicas.

La epilepsia es un trastorno del sistema nervioso central (neurológico) en el que la actividad cerebral se altera, lo que provoca convulsiones o períodos de comportamiento y sensaciones inusuales, y, a veces, pérdida de la conciencia. Cualquier persona puede padecer epilepsia. La epilepsia afecta tanto a hombres como a mujeres de todas las razas, grupos étnicos y edades.

La epilepsia no tiene una causa identificable en casi la mitad de las personas que padecen la enfermedad. En la otra mitad de los casos, la enfermedad puede producirse a causa de diversos factores, entre ellos lesiones prenatales o perinatales, influencia genética, traumatismos de cráneo, enfermedades cerebrales como tumores o enfermedades cerebrovasculares, enfermedades infecciosas, trastornos del desarrollo.

El tratamiento con medicamentos o, a veces, la cirugía puede controlar las convulsiones en la mayoría de las personas con epilepsia. Algunas personas requieren tratamiento de por vida para controlar las convulsiones, pero, para otras, las convulsiones finalmente desaparecen. Algunos niños con epilepsia pueden superar la enfermedad con la edad. El tratamiento tiene como objetivo controlar las crisis de epilepsia para evitar complicaciones a causa de las mismas y lograr una mejor calidad de vida.

Fuente: conicet.gov.ar

Servicio de Neurología

Teléfonos
(011) 4962 9212/9229/9247/9264/9280/9281
Int. 157 y 158

SEGUINOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES